Aid in developing an excellent and Thesis that is coherent for Research Paper

The message that is key concept of your task needs to be mirrored throughout your arguments and also affordable papers.com the phrase which explains your standpoint is named thesis. It’s not constantly very easy to show it in a understandable method, making specialized help a significant device for conclusion of one’s task. Skilled article writers will make suggestions through the obstacles that are existing assist you to realize your thinking. May very well not have the time to learn everything that’s required, but experts are likely to allow you to discover just how to compose a thesis for an investigation paper to get your level or allow you to graduate.Continue reading

Age Difference – Mail Purchase Brides: What You Should Understand

Age huge difference is a crucial problem in a relationship and not simply when it comes to mail-order bride choices, however in other relationships too.

You can find concerns you’ll want to find responses to before going complete throttle in choosing your mail-order bride. Should you choose to go for a female that is older or more youthful than you? Do you know the advantages of getting a bride that is older/younger than you? Is there great things about marrying a person who is more youthful than you? Given that lots of men choose a more youthful girl as a bride, and you also’ve probably looked at that too, why don’t we glance at the implications of marrying a new bride that is mail-order.

This article analyzes the problem of age distinction and mail-order bride much more level, and certainly will go through the benefits and drawbacks of marrying a new mail purchase bride.Continue reading

Must I Employ Anyone To Write The Paper?

Looking for you to definitely compose my paper because I wasn’t sure if this was the right decision to make for me was always a big challenge, not because there were too few options to pick and choose from the.

Most likely, i usually desired to do my most readily useful in college. I needed to own complete control of my grades and my results, and outsourcing the writing of my documents simply appeared like something which was not all that savvy a move.

absolutely Nothing might be further through the truth.

We discovered pretty quickly that we now have plenty of benefits to having people compose my paper I touch on some of the biggest advantages below to help you decide whether or not this is a route to take for me, and.Continue reading

Ever Wondered Just How Do Mail Purchase Brides Work?

A mail-order bride produces interaction which makes the few talk and figure considerations inside their life. To comprehend this as well as other principles, why don’t we look at the after outline to guide this conversation. 

  • That is a mail-order bride? 
  • Why girls become mail-order brides
  • Why it is advisable to locate a spouse among mail-order brides
  • Benefits and drawbacks of locating a spouse by way of a mail-order bride website
  • Ways to get a bride that is mail-order

That Is A Mail-Order Bride?

A bride that is mail-order involves ladies publishing their pictures in an internet catalog where guys choose them. a mail-order bride begins with guys presenting their applications while the girl making the option.Continue reading

They supply a extended listing of services and among these is composition writing. It appears that acquiring superior quality composition writing doesn’t need to be quite hard with so many composition solutions prepared to offer you what you desire. Composing custom essays is actually a genuine miracle. Writing a college application essay isn’t straightforward, below are some useful tips and thoughts on just how to assemble and compose the really best article possible.Continue reading

Scholarship article writing can be a shrewd mode of removing individuals who usually do not deserve the scholarship. Another notion would be to simply downplay the dreadful scores by your college entrance essay. I’d three pupils in a single course move within the similar affordable paper shops special composition, errors and all. Regularly students attempt to stop essay writing within their regular study class.Continue reading

Teodoro Pablo Lecman

La vieja afirmación traduttore traditore: traductor = traidor sigue siendo de rigurosa aplicación: toda traducción de una lengua a otra implica traicionar la lengua de origen y muchas veces la de destino. La mejor solución parece la recreación total, pero no siempre es posible, salvo en el campo de la poesía, y aún allí se tratará de dos poesías distintas.

La traducción es así una versión de segunda mano dada nuestra represión del plurilingüismo que nos forma (ver transcripcion-plurilinguisteria-corporalidad-del-psicoanalisis) y nuestra ignorancia de los idiomas.

Del mismo modo cada lengua parece que impusiera una visión del mundo (George Steiner, Después de Babel y Lenguaje y silencio) y en efecto hay cosas que sólo se pueden decir bien en una lengua determinada y no en otra, donde ni siquiera existen términos afines a veces.

Se agrega a esto el idiolecto (ver Ducrot y Todorov, Dictionnaire encyclopédique des sciences du langage, ed. du Seuil, París, 1972.) de cada autor, o sea su singular elaboración del lenguaje y la marca de su época y su parroquia. Para Freud es invalorable el dialecto vienés de principios del XX o la influencia de los dichos y hechos de la época, como el semanario Fliegende Blätter, su calificación temprana de estilo idiotisch (singular) por un profesor y el premio Goethe a la creación posterior. También algunas influencias del francés, el latín, el griego, el hebreo, el idish y el inglés y su vasta cultura y viajes.

De modo que siempre es traicionado.

Ni qué hablar de autores mucho más antiguos, como los griegos, que requieren un trabajo filológico muy complejo y cuya época y mentalidad están perdidas y las leemos desde acá. No quiere decir que algo no se transmita, se traslade de cualquier modo. El inglés dice translation para traducción. El alemán, übersetzung, pero también  tanto para traducción como para transferencia übertragung, que evoca la figura del cartero Briefträger.

Es conocida la diferencia de las versiones en español del Freud de López Ballesteros y las de Etcheverry. Menos conocida es la versión de Ludovico Rosenthal publicada por Santiago Rueda, años 1952-1956, en 24 tomos a instancias de la APA y siguiendo en parte la ordenación de 22 tomos de la versión inglesa de Strachey, que es la primera con aparato crítico pero con horrores inadmisibles de transformación; por ejemplo Fehlleistungen, comúnmente traducido como actos fallidos, en realidad rendimientos fallidos, ahí vertidos como “parapraxias”! Bruno Bethelheim se ocupó de denunciar esa falsificación médica y de gentleman del siglo XIX (Freud y el alma humana). O Escars , C. Historia y función de las traducciones freudianas, de comentar algunos puntos.

Freud sin embargo agradeció y elogió en una carta especial la traducción de Ballesteros, la 1ª en otra lengua de sus Obras más o menos “completas”.  Pese a sus errores y omisiones (párrafos enteros en varios textos) incluso tipográficas: “efecto” donde debe decir “afecto”, etc. Sin contar las innumerables licencias de “estilo” de Ballesteros, como traducir Trieb por Instinto, o “la dama de sus pensamientos” en el Historial de una neurosis obsesiva (Hombre de las ratas) donde Freud sólo pone “dama” (Dame) o “verehrte Dame”: venerada, adorada dama (con un probable dejo de ironía).

La versión de Freud del querido y faltante José Luis Etcheverry implicó un trabajo descomunal con el original alemán y Strachey y una gran elaboración personal, y de consulta con otros, tal como lo atestigua Leandro Wolfson en una conferencia del 2006 en el Centro Rojas: “Ver Cómo Se Traduce A Freud: Una Experiencia Histórica” (está en internet).

Aún así las elecciones terminológicas del castellano son riesgosas y complicadas e implican una decisión personal.

Lo que no es aceptable es el abuso, o el robo, como que Biblioteca Nueva haya pirateado la traducción de Ludovico Rosenthal para su tomo III de los años 60 poniéndola bajo la rúbrica de un tal Rey Ardid (!).

Se pueden ver también las observaciones de la investigadora Gubrich-Simitis,Ilse, Volver a los textos de Freud, Ed. Biblioteca Nueva, Madrid, 2003. Lo curioso es que en este texto se refiera en cuanto al español…a la versión de Etcheverry, mal llamada de Amorrortu, y no a la de Ballesteros de Bibl Nueva, en la que publica su libro traducido del alemán.

El abuso de los editores, que  muchas veces descuartizan las obras, las bastardean, las falsifican o cambian títulos y nombres de recopilaciones ad hoc o ya hechas es proverbial. Como el hecho de que no paguen, lo que determinó el sucidio de nada menos que  el famosísimo y vendido por millones Emilio Salgari, y la miseria de tantos otros. Obviamente puede haber unos cuantos editores auténticos y generosos, como parece ser el de Anagrama, o Peña Lillo acá, etc. O incluso algunos jóvenes pioneros, como Matías Reck., el que nos va a editar próximamente nada menos que las clases de Masotta.

En cuanto a Lacan, la historia es descomunal, dado que la mayor parte de su enseñanza es oral y dados los derechos patrimoniales napoleónicos y “morales” (¡sobre la oralidad!) que se encargó de dejar a su familia, especialmente su yerno para una publicación indefinida en el tiempo. Y para perseguir local y judicialmente las versiones argentinas (Juicio perdido llevado adelante por Diana Rabinovich contra Letra Viva, con notable dicatmen del juez sobre la libertada de la transmisión de la cultura oral).

Además el estilo coloquial de Lacan es altamente alambicado, gongoriano, idiosincrásico aún para los franceses, lleno de ganchos y bucles capciosos para captar a su público, y yo diría por momentos intencionalmente enigmático y hasta perverso, queriendo hacer algo con su oyente, en principio de una manera desconsiderada, sin metáfora alguna (“boludos”, o “hablo a las paredes”: Seminario Le savoir du psychanalyste), lo que produce un efecto de dificultad y disgusto suplementario. Aunque haya pretendido mimar al inconsciente y salvar la ignorancia tan difundida. Hay modos.

Roudinesco y otros han dicho que Lacan quiso hacer un psicoanálisis francés y para ello tuvo fuerte influencia su tío Pichon, derechista reaccionario y cultor de la lengua francesa sin embargo autor de la más extraordinaria gramática de dicha lengua en varios tomos, con una elaboración muy sutil de la negación, entre muchas otras.

Sobre Lacan se imprime entonces un desliz particular.

Pero nos resta contar una usurpación inadmisible protagonizada por el editor Horacio Amorrortu (el mismo que aprovechó la humildad de Etchevery al extremo) y su traductora Irene Agoff, que quiere ser estrella, tan típico del porteño star system, a todo vender. Y procurando sacarle el lugar a todo el mundo.

En el año 1996 trajimos el recién editado Dictionnaire de la psychanalyse bajo la dirección de  R. Chemama, Ed. Larousse, Paris, 1995. para su traducción y aparato crítico nuestro, que fue comentado y elogiado por Etcheverry en ed. Amorrortu, y fuera publicado por dicha editorial en 1998. Desgraciadamente José Luis murió en el 2000. Tuvimos que sortear varias dificultades de la lectura de Lacan por estos autores, específicas a su terminología y otras, y hacer elecciones personales, siempre trabajables o revisables en un contexto de respeto y científico, de las que nos hacemos cargo pero que abona nuestra larga trayectoria de traductor, psicoanalista, poliglota y hombre de cultura.

De pura casualidad, es decir sin aviso ni retribución, nos enteramos de una segunda edición ampliada donde figuramos en cerca de un 70 % de las entradas y el aparato crítico, o sea copia la edición anterior, con un agregado de nuevas entradas traducidas por Irene Agoff: Diccionario de psicoanálisis, Chemama y Vandermersch (hasta los autores han cambiado de relieve y es otro libro, con todo).

Lo más grave es que además se usurpa nuestra traducción, se la pisa y se la anula: por ejemplo entrada fantasma (que aparece a nuestro nombre), donde la traductora pretendida estrella y sin formación suficiente (creemos que es abogada) suprime texto nuestro, modifica la traducción y pone una nota de su coleto sobre el famoso sujet barré lacaniano, dentro de nuestra versión, lo que es inadmisible y muy discutible por cierto, pero en ámbito de respeto y polémica de alto nivel. Y ded ningún modo que aparezca su texto firmado por mí.

Es el caso y el colmo de quien se preocupa por una traducción chic, siguiendo la mojigatería del mal ambiente psicoanalítico copiador, cheek to cheek, y una técnica de avasallamiento y desprecio inadmisible, de la que es partícipe el editor Horacio Amorrortu. Para más abundancia omite términos importantes del original en otras entradas, esta vez de su traducción: como à corps perdu, y otras. Etc. Es de destacar que traduce además una obra de Balint como El defecto fundamental, siguiendo el error francés original: Le default fondamental, ed. Payot y pegándose a esa francesada (lo mismo hacen con los títulos de película, como solemos hacer acá: Vage stelle delle Orse de Visconti (vagas estrellas de la Osa), se presentó como Atavismo impúdico). Resulta que el texto original de Michel Balint es The basic fault, aclarando él que “básico” es porque se extiende, lo que “fundamental” no da tan claramente (por ejemplo los conceptos fundamentales a veces coronan, más que basan el edificio: Pulsiones y sus destinos e Introducción del narcisismo) y aparte “básico”, idénticamente,  existe en castellano, y tomando en cuenta que fault deriva nada menos que de faute en francés, con lo que retraducirlo como faute hubiera sido exacto. Pero así hicieron con la Traumdeutung de Freud, traducida como La science des rêves (!). Lo que más asombra es que el correcto traductor local, Bixio, en ed. Paidós, pone correctamente La falta básica. Me imagino a los lectores buscando inútilmente ese título de Balint, además incorrecto para su teoría y práctica y que hizo que fuera invitado a sus seminarios por el mismísmo Lacan. Lo que nos lleva a pensar si Balint no era Adler y estaba hablando de la sobrecompensación de un defecto, de una inferioridad. Desopilante y típico de la psicopatía sociopática. Usurpar, arrasar y descalificar para hacer “negocio”. La denuncia se hace aquí indispensable cuando no el recurso legal, imposible prácticamente en Argentina dada la corrupción general, y personalmente. Lo mismo que de otros personajes asociados y homenajeados, como Silvia Bleichmar con su falso y paquete “dolor país”, rico y soberbia personaje oportunista ella y habiendo llegado al gran descubrimiento de que los hombres debían pasar por ser cogidos por el padre para constituirse. ¡A la marosca! El psicoanálisis da para todo en Barrio Norte.

Ni hablar de Alfonsín, el que paró la traducción a la justicia del horror argentino, entregó el país a Menem y fue responsable de la perversión de términos como democracia, haciéndose llamar socialista. ¡Puajjj! Ni K. Ni psikoanálisis. La Argentina es un emporio del choreo y la petulancia, Barrio Norte a la cabeza,  Discepolín, lo mismo un burro que un gran profesor, aunque seguimos haciendo mejores traducciones que las españolas, en promedio.
Por algo el gran historiador y helenista Pierre Vidal-Naquet cita el tango Camabalache al final de su Los asesinos de la memoria.

Teodoro Pablo Lecman

“Con tres heridas viene: la de la vida, la del amor, la de la muerte.”

Llegó con tres heridas, Miguel Hernández

Cerrando el libro del verano, que hemos prometido alguna vez editar (www.elsigma.com, los viajes de Freud, los nuestros)  y entrando este año en el libro del invierno, en el que pensamos editar un libro importante de clases,  nos preparamos para abrir nuestra consulta tous azimuts: a todos los horizontes, para evitar el terrhorizons, que la tierra se junte con el horizonte.

¿Qué nos promete el psicoanálisis?

En efecto, Freud, dice no prometer la cura sin antes hacer una prueba.

¿Qué se puede prometer, si, además de la difícil prueba, el furor curandi está proscripto?

Lacan además agrega un “por añadidura”, una prescindencia o un toque displicente a la cura, que vendrá, o advendrá, como mantas religiosas borromeas, atravesando fantasmas, disfrazándose de Tomás el oscuro (cosa curiosa en un escritor blanco, Blanchot, reaccionario y antisemita luego renegado)…

 

En Estudios sobre la histeria, fin del siglo XIX, preámbulo del SXX, Freud ofrecía pasar del hysterisches Elend (miseria histérica o neurótica) al gemeines Unglück, a una infelicidad del común de la gente.

En aquella época de síntomas aparatosos e inhibiciones impresionantes, afrontar los traumas del destino al menos con un aparato psíquico no estragado, parecía atractivo.

Pero hoy los traumas históricos excedieron toda previsión, los destinos se pulverizaron, la biopolítica reina. K.

En esta época que ofrece un überglück, un plus de felicidad consumista sobre el plus impracticable de la historia, un plus que es en realidad un goce, si bien (o si mal) inevitable, peligroso siempre, si no es mediado por un deseo, que igual siempre tiene algo de mortífero, las pastillas y los pacos reinan.

De la infelicidad (Unglück)  al Unbehagen, al Malestar ya perfilado con todo en los años 30 por Freud, el consuelo se reduce, la promesa flaquea, el sujeto se angosta.

Algunos, tecnólatras de nuevos logos, ofrecen las promesas de lógicas de la vida amorosa, de lógicas del encuentro y el desencuentro, del goce  y del significante, del síntoma, del acto, de la teoría misma, se llenan de celulares y salas de espera de tiempo corto, sin horario.

 

Otros son famillionarios o swingers, se enganchan en instituciones donde ser candidato es un trabajo empresarial, o donde “dan” pacientes por dos pesos.

Ni que hablar de los que no tienen ni análisis, ni formación ni supervisión y, por alguna coyuntura social se largan fastuosamente a proclamarse analistas. ¿quién puede controlarlos?

Y la larga saga de cognitivo-conductistas, gestaltistas, psicosociales, energéticos, corporales, hasta el yoga (una muy buena gimnasia) tomado como cosmovisión y panacea.

También hay curanderos…y…

Sólo se puede prometer la pequeña alegría (Freude) de la cultura, una sublimación moderada parecida a la ternura, a la estética, a la renuncia a la omnipotencia, mientras se intenta modificar la posición subjetiva (a sexo y gritos), y encarar la transferencia, duramente, en una tarea solitaria, sin jaurías, con algunos apenas, entrañables compañeros de ruta, si quedan, los que quedan…Sabiendo que uno es otro más. (Freud dijo ser de la humanidad laboriosa: hasta eso está en duda ahora, mientras se capitaliza).

Las promesas del psicoanálisis rezuman de tres heridas, parafraseando las conocidas copernicana, darwiniana y freudiana y las de Miguel Hernández, y las tres Moiras:

1)   la de la formación del yo hacia el ideal,

2)   la del síntoma que nunca se cierra, en la cultura, con el otro,

3)    la del otro-mundo exterior con cuyo abrazo contamos contadas veces, siendo la soledad vida/muerte nuestro lote y el goce sexual/destructivo, como el trabajo dividido ineludibles, pero quizás morigerables…quizás tengamos alguan descendencia, pero no esperemos ser reconocidos…

 

1)    El Yo, sometido a las tres servidumbres del Yo, del Ello y del Mundo externo, nunca logrará cerrarse en su yo ideal, omnipotente y perfecto o los en Ideales que la cultura le marca al sujeto desujetado, perforado, de nuestro tiempo. Desde esa apertura, tendrá que trabajar y formular sus promesas, y realizarlas…

 

2)    El Síntoma, brecha inevitable con el otro y con la cultura llevará su promesa si logra una reducción y una sublimación simbólicas y un deslizamiento suficiente; de lo contrario será mudo productor de goce. A eso se tiende en un fin de análisis.

 

 

3)    El otro-mundo exterior: en el campo humano no hay mundo exterior si no es otorgado y mediado y constituido por el otro, planteará los problemas de la solidaridad, la soledad, el sinsentido, la voracidad actual, nuestras limitaciones.

 

Con todo eso quizás el psicoanálisis haga algo. Después, cada uno, por sí mismo, debe decidir su destino, entre lo que lo destina. Entre los otros. Con un toque de sublimación…

Es todo un programa.

Si las promesas no se las lleva el viento, que trae tanto humo.

Teodoro Pablo Lecman

“Ah,cruel Three! In such an hour

(…)

Yet what can one poor voice avail

Against three tongues together?”

“Imperious Prima flashes forth

Her edict“to begin it”-

In gentler tone Secunda hopes

‘There will be nonsense in it!’-

WhileTertia interrupts the tale

Not more than once a minute.”

Charles Lutwidge Dogdson (1832-1898), alias Lewis Carroll, Alice’s adventures  in Wonderland.

 

Introducción:una mediación

Transmitir algo de la enseñanza de Lacan desde una periferia(1)a otra: de una minoridad a otra (de Argentina a Asia Minor), a través de la vieja Europa, es una tarea de múltiples espejos quebrados, o de espejeo (Spiegelung(2)) de un “pedazo de vida olvidada”(real imposible, rebus quae geruntur) a alcanzar más allá del principio del placer y de la fragmentación tecnológica de la vida actual. Real entre economías subyugadas, guerras y dolorosas migraciones.

El que se bautizó a sí mismo como(imperio de) “Occidente”, o Abendland en los términos de Spengler: tierra del fin y de la ausencia, resultó el más eficaz, hasta ahora, en el “dominio” tecnológico y totalitario de la muerte: occidere. Y proyectó hacia “Oriente” la fría luz de su crimen lógico (Camus) en la barbarie del ser humano, tal como lo consignaron Horkheimer y Adorno, que, desde su escuela de Frankfurt- California, encontraron la fuente de la ideología burguesa capitalista incluso en el poema de la Odisea de Homero.

Curiosamente, el alfabeto europeo, inventor aposteriori del mito del indoeuropeo hablado (por obra de filólogos alemanes), tiene algunas de sus fuentes de escritura en los hititas del Asia Menor, junto a las lenguas semíticas (Croato). Ahora se complace en bombardearlo brutalmente con el globish (el inglés tecnocrático universal), o con las bombas del gloBush en la cuna de la escritura misma: Bagdad, Irak.

Se dirá: ¿qué tiene que ver todo esto con Lacan? La vida de Lacan (1901-1981) coincide casi exactamente con el siglo corto de Hobsbwam. No hay vida fuera de la historia y sin ser síntoma de ella aunque la biopolítica intente borrar la historia, tratando de hacer coincidir el estatismo del goce cotidiano de vidas caídas como restos biológicos descartables  (zoé),con un sistema que se pretende eterno.

También Freud (1856-1939), al terminar,necesariamente, produciendo escritos llamados “culturales” como El malestaren la cultura Moisés y el monoteísmo, demostró que hay que  apuntar a los fundamentos de la cultura, a lo que podría morigerar eventualmente al hombre “protético”de la barbarie actual,una barbarie suave (Mattéi, ex ministro de Cultura de Francia), pero igualmente brutal a la larga(3).

Desde las “Indias occidentales”imaginadas en la época de Colón, escribimos, en el raro espejo invertido de las migraciones posteriores, y en una de las grandes ciudades más mal psicologizadas del mundo, Buenos Aires, inundada por un malestar difuso y aterrado que corresponde a su realidad original y actual, post genocidio de 1976.

Santa María de los Buenos Aires fue fundada cerca del 1500 –canibalismo mediante- (Ulrich Schmidl(4)) por los conquistadores españoles, viciados de una rapiña sin fin, sobre un enorme río pantanoso,barroso y lleno de desechos, el río “de la Plata”, condenada al contrabando desde el inicio,porque en ella no había ni oro ni plata, pero era camino para ambos, y otras cosas más.

Luego fueron la exportación de carne y granos.Ahora, enclaves financieros y de servicios privatizados a precio de regalo, de torres de multinacionales, enormes extensiones de tierras compradas, incluso fronterizas  y royalties sin fin,y argentinos emigrantes, sin fin. Después del genocidio de 30.000 personas del Proceso Militar de 1976, en el seno del Plan Cóndor de Kissinger y otros para América Latina.

La metafórica de Lewis Carroll, profesor,pastor y eminente lógico, escritor y amante de las niñas, del “Reino Unido”,  nos pone ante la evidencia de cómo una pequeña isla pudo ser el espejo de un gran imperio, reunir pedazos dispersos,y desde allí acrisolar y reinventar las idas y vueltas de los asuntos coloniales, de los centros y sus periferias.

Tanto Freud como Lacan admiraban a Inglaterra,y antes que ellos el  gran Voltaire. Un motd’esprit dice que entre lo sublime y lo ridículo hay sólo un paso: el paso de Calais entre Francia e Inglaterra.

Entre estos verdaderos lugares de pasaje como le gustaba decir a Benjamin, deambulan los turcos (quizás más en Viena, como nos lo ha contado la psicoanalista uruguaya Doris Hajer, donde nació el psicoanálisis y la furia antisemita de los años 30), esperando su integración a Europa, en la tradición de los jóvenes turcos(5).

El diwan turco, motivo de reunión reducido a mueble, fue adoptado por Freud para su tratamiento psicoanalítico,en las encrucijadas culturales de Viena, contigua al imperio otomano, y fue suprimido, volatilizado muy afrancesadamente por Lacan, desde el estadio delespejo, pasando por la agresividad en psicoanálisis, en una asíntota histórica, la del siglo XX, que reencuentra el “tiempo cero” (Roudinesco) – ¿tiemporeal?- de la sesión de un sujeto ya vacío. O sea, Lacan redujo la sesión psicoanalítica a cero. En este mundo ya telemático, y arrasado por la tecnodestrucción, el espejo se ha convertido en red (web) virtual, con tecnología y monopolio hard, y “suave” (soft) bucle(6)de un sistema que pretende resetear sus errores al infinito. “Sonríe, te estamos filmando” – para convertirte en una película policial olvidable. En el ojo único (¿Monokl?) del amo abstracto y absoluto, la sociedad anónima.

Los últimos pacientes de Lacan, no atendidos, terminaron arremolinándose alrededor de alguna interpretación dirigida a uno de ellos, elegido por Lacan para atenderlo entre la masa reunida en su sala de espera de 5, rue de Lille, acompañado por [la] Gloria, su secretaria, en París.

Otra vez se dirá ¿qué tiene que ver la transmisión de Lacan con eso?: Lacan muere prácticamente afásico (Roudinesco),intentando garabatear en el pizarrón, con continuos errores, sus famosos nudos borromeos, figuras topológicas que valieron en algo el suicidio del experto matemático Pierre Soury, extinguida, creemos, la ilustre familia de príncipes borromeos que le dieron su nombre. Preferimos sin duda, las bellas islas borromeas del Lago Maggiore, que Freud conoció, sin mistificaciones trinitarias.

Topologías posmodernas de lugar de nadie, de noman’s land (como el de El submarino amarillo), extinguida casi la utopía anunciada por los socialistas Fourier y Saint Simon, en la anastomosis de una madriguera (Kafka) que es el nicho de la subjetividad actual, entre no lugares(Marc Augé). No hay topos, hay a-topías.

Las dos “a” del apellido “Lacan” parecen anunciar el agujero del objeto a, en el medio de ese espejo, de ese lago(lac, en francés), del mismo modo que alguna vez propusimos que las dos“o” del prestigioso inglés Henry Moore reaparecen en el doble agujero que es constante en sus esculturas.

Por nuestra parte, en nuestro apellido, aparte de la “l” y la “c”en común con el ilustre francés Lacan, se nos interpone el lago Alemán de Ginebra, sede de la malograda UNESCO, unión al parecer imposible de la humanidad doliente, aunque parezca gozante. Puro jet d’eau(7).

Anunciamos en nuestro título que quizás lo que se pueda extraer de Lacan es el mundo como enigma del deseo humano y delusión (engaño y delirio) de lo imaginario y lo simbólico. Queda allí en pié un Real gozoso y mortífero.

Jugando obviamente con Schopenhauer, muy admirado por Freud, y con Nietzsche, el mundo aparece actualmente lleno de una voluntad de poder contraria a la vida auténtica, sede lusiona, y no hay representación para él, que no sea bárbara, arrasadora,después de Auschwitz (Adorno). Lo real es traumático, desde el seno mismo de la cultura, no desde afuera (Mattéi)…

Para nuestra mediación haremos una breve y propia puntuación de los escritos y seminarios de Lacan, que no pretendemos exhaustiva ni decisiva. Sólo registramos nuestro “efecto Lacan”hasta la fecha, en nuestro contexto argentino.

Hemos adelantado que dicho efecto parece una trampa narcisista en el camino al deseo a fundamentar como ético, tal cual el mismo Lacan lo dice: (Seminarios de la angustia) Dejamos de lado las presentaciones psiquiátricas públicas en el Hospital de Ste Anne, contrarias a la clínica psicoanalítica, en nuestra opinión, y la práctica privada de Lacan: no fuimos analizados ni supervisados ni oyentes de él. No consideramos tampoco suposición política manifiesta, ni su propio análisis con Loewenstein.

La vez que quisimos sacar una foto del majestuoso colegio jesuita Stanislas, cerca del Bvd Raspail, en París,donde Lacan se educó y descubrió a Spinoza, nuestra cámara de fotos se negó a funcionar (!).

Con la Dra. Roudinesco, que lo conoció íntimamente, e hizo los estudios más serios sobre Lacan y el psicoanálisis en Francia, y con la que colaboramos en sus Seminarios y Diccionario ya no nos une ninguna afinidad cercana, luego de haberse mantenido indiferente (pese a otros apoyos internacionales recibidos y nuestro requerimiento) cuando no proclive, por sus declaraciones locales, pese a sus proclamas “progresistas”, siempre mediáticas, a nuestra expulsión de la Universidad. Nuestro maestro en Lacan fue Oscar Masotta, peculiar figura de la intelectualidad argentina de los años 70, estudiante de filosofía autodidacta, ensayista sartreano, introductor de Lacanen Argentina y en España, donde muere de cáncer a los 49 años en 1979, exiliado,tras haber sido amenazado por la triple A: AAA (alianza argentina anticomunista), en 1974. Robada su herencia institucional acá en Argentina y minimizado en su presentación en la école Freudienne de Paris  por Lacan y luego por su yerno Miller, yt ratado de “gurú” por una de las discípulas dilectas, supuestamente antiestablishement, de Lacan: Maud Mannoni(8). Cosas del Imperio. Aveces O.K y langue d’oc parecen encontrarse en las guerras de Asterix. Los suburbios de París lo saben.

La transmisión de Lacan en Argentina no contribuyó a hacernos la vida más amable ni el psicoanálisis más practicable, aunque estuvo indisolublemente ligada al psicoanálisis no médico,protagonizado por una enorme masa de psicólogos. Fue tragada por las siniestras fuerzas ctónicas del imaginario argentino neocolonial middle-class y metropolitano, lleno de envidia olímpica. Nada parece brillar en su superficie salvo la moda, con un seminario de Lacan debajo del sobaco, y nada en el alma.Si la última generación de psicoanalistas contemporánea de Freud pudo bautizarse como de peculiares, sensitivos y soñadores (Fallend), la marcada aquí por la impronta lacaniana, desgraciadamente en su mayoría, puede caracterizarse como de pedantes, adaptadores y agoreros, cuando no yuppies.Pedantes por su barbarie cultural, adaptadores por sus efectos, de la clínica ala vida, y por su discurso monótono, una continua adaptación de la letra del canon lacaniano según la acuñación del amo(9) local o importado (en general actualmente Jacques Alain Miller) de turno. Agoreros al fin porque no dejan de hacer el juego al ágora y la autoprofecía del capitalismo.

Deberíamos dedicar este trabajo a Frantz Fanon, Albert Memmi y Edgar Morin, sobre todo por su Vidal et lessiens, crónica en gran parte de la vida de los judíos de Salónica durante la égida turca.

Desventuras del colonizado en países que son una pesadilla, y no Wonderland.

Quizás nuestra experiencia sirva o vaya a parar al agujero del tacho de la historia, siempre negada y falsificada, como lo demuestra el psicoanálisis: cuando estuvimos en Rusia (2000) vimos arusos y rusas apurarse a “recuperar el tiempo perdido” para retomar el neocapitalismo y los “jobs” supuestamente redituables tales como una práctica psicoanalítica privada: SSS, sujeto supuesto al saber, después de las URSS y las SS. Carpe diem.

Lacan fue un gran psiquiatra, un dandy, un gran orador, un francés total parisino oriundo de las provincias estilo Jacques, un ambicioso como Dalí, genio erudito, enciclopédico y mistificador de sus fuentes, y un psicoanalista excéntrico, en el sentido más lato de la palabra. En nuestras latitudes lo sabemos. Moesta et errabunda(10),y vers l’haine (Verlaine)(11).

Una colega argentino-brasileña propone que la de Lacan fue una clínica de la pulsión de muerte en una civilización consagrada actualmente a la tanatopolítica (Agamben). Eros parece haber desaparecido. Porné rige todo en el Mercado Mundial.

Para hacer un Lacan “a la turca”habrá que aprovechar bien la borra del café, lo que queda.

 

1)         El estadio del espejo

 

Nuestra mediación se hace meditación.Tomando de Ferrater Mora la distinción entre especulación, lucubración y contemplación, actividades totalmente lícitas y enriquecedoras del espíritu que luego fueran denostadas por el positivismo, vemos que la metáfora del espejo, en Lacan, es brillante, lucubra, da luz.

Trabajo presentado y perdido en el Congreso de Psicoanálisis de 1936, mientras Lacan asistía a las Olimpíadas donde los nazis perdieron vergonzosamente frente a los negros y se hacía…¡la primera transmisión de televisión de la historia!, el estadio del espejo puede abreviarse, simétricamente: ede, formador de la función du je, ou du jeu. El pensamiento de Lacan se revela allí fecundo y altamente especulativo, cosa de la que Freud se defendía, en tanto Freud sabía que trabajaba en última instancia desde la conciencia, para llegar al supuesto del inconsciente. Lacan pretendió trabajar desde la “cosa”, desde “la estructura”.

El espejo va solidificándose y perdiendo oscilación hasta convertirse en prosopopeya en “La cosa freudiana  (écrits): “Porque este pupitre no es menos tributario que el yo del significante (…) Se cuenta queen esa calle de París, durante la fiebre de especulaciones qué condujo al crack del banco Law, un jorobadito alquilaba su espalda como pupitre. (…)Por otra parte, las significaciones a que remite el pupitre no tienen nada que pedirles en cuanto a dignidad a las que interesa el yo, y la prueba es que envuelven ocasionalmente al yo mismo, si es por las funciones que el señor Heinz Hartmann le atribuye de que uno de nuestros semejantes puede convertirse en nuestro pupitre: a saber, mantener una posición adecuada al consentimiento que pone en ello. Función operacional sin duda que permitirá a dicho semejante escalonar en él todos los valores posibles de la cosa que es este pupitre: desde el oneroso alquiler que mantuvo y mantiene todavía la cotización del jorobadito de lacalle Quincampoix por encima de las vicisitudes y de la memoria misma del primer gran crack especulativo de los tiempos modernos, bajando po r todos los oficios de comodidad familiar, de amueblamiento del espacio, decesión venal o de usufructo, hasta el uso ¿por qué no?, también se ha visto semejante cosa, de combustible”.

Prosopopeya aliada al significante,la crisis del 30 resuena en ella, con la experiencia de todos los “yo” que se“jorobaron” (en argentino es perjudicarse) en la especulación típica del capital financiero.

2)         Función y campo del lenguaje y de la palabra en psicoanálisis.

 

Escrito en los años 50, llamado el Discurso de Roma, por su origen, este texto de los escritos nos parece el más ilustrativo y el mejor del pensamiento lacaniano por el nudo de cuestiones que aborda y su accesibilidad.Y por la posición de Lacan.

Encontramos a Lacan  todavía en un diálogo directo con Freud y sus casos, fundamentalmente los llamados Hombre de las ratas y Hombre de los Lobos,(de los que Lacan hace sus primeros seminarios (inéditos) en su consultorio por esa época) antes de empezar su ciclo oficial de seminarios en lugares públicos que llegarán hasta los 80. Función y campo anuncia todas las dimensiones de la teoría lacaniana.

Una versión anterior, la conferencia llamada ISR, imaginario, simbólico y real hace una prodigiosa dialéctica de los famosos tres registros aplicada al proceso del análisis, que valdría la pena retomar afondo, quizás insuperable. O quizás irrealizable.

De cualquier manera muestra que la Aufhebung Ubicada allí la cura psicoanalítica como una función del lenguaje y en el campo singular de una palabra que pasará de la intersubjetividad a la intersignificancia y del Otro al otro, en tanto soporte del objeto a,  lo real aparece allí como lo irreductible de cada subjetivación y lo que plantea los problemas de la transferencia y de la presencia del analista y el analizante. Y el fin de análisis.

 

3)         Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano

 

Este escrito, prácticamente el último de la compilación postpublicada como écrits, (París, Seuil, 1966), ya está marcando la diferencia entre el inconsciente freudiano y el lacaniano, puntuada en el Seminario de los 4 Conceptos y afirmada del todo en el Seminario de Caracas de 1980: “los 3 de Freud no son los míos”. Yo, ello y superyó quedan suplantados por imaginario, simbólico y real.

Abigarrado resumen y composición pastiche de múltiples cuestiones, indica la inmersión total de Lacan en el campo de la topología que acá implica la recensión de todas las figuras de sus grafos del deseo, como fracaso anunciado, ya que serán sustituidos después por el nudo borromeo en sus distintas variantes.

Principio del fin del fracaso de Lacan, a nuestro parecer: los topoi del discurso, de una rhesis del inconsciente que pudiera recuperar los prestigios de la retórica y la poética,en función de verdad,  pretenden convertirse en topos reales de una Weltanschaung omnisciente que pasa por todas las disciplinas y pretende llegar a mathemas  reales, que no son más que hipóstasis intelectuales.

 

4)         Los seminarios

 

Los  primeros (1-6), son luminosamente claros e inagotables en la exégesis de Freud (por ejemplo Formaciones del inconsciente). Hamlet de pronto parece hacer, en el seminario del deseo, una rara torsión hacia los extravíos de la conciencia en los que se perderá Lacan en el futuro, por momentos, haciendo nudos en el pizarrón. Nuevamente Inglaterra hace de raro espejo.

Los del medio (7-20), desarrollarán a pleno su posición de excomulgado,ya indisolublemente ligada a la école Freudienne de Paris, de la que será factotum, y de teorizador original, ya sin lastres, desde el X , La angustia, sobre todo, hasta Encore, el XX, donde un hálito de frescura atraviesa y renueva las cuestiones, que se han vuelto a fosilizar.Lacan se dio cuenta de que estaba todavía en cuerpo, en corps, aún hablando de la caridad de Freud, insólita asignación de una virtud cristiana al agnóstico Freud. Quizás sobrepone allí la caridad a la pietas, tanto la romana como la de la tragedia griega(12). De los dos polos de Aristóteles, Lacan parece haber preferido el terror: Lituraterre y Kantavec Sade, despreciando al enorme escritor y político (el legado de Caín)que fue Sacher-Masoch, muy por encima del aburrido y pobre de espíritu Sade,brillos aparte.

Los últimos (21-27) ya anuncian el viraje total de Lacan al lacanismo,desencarnado, sometido a su trinidad borromea, como si ya hubiera arrojado el pellejo en los viejos y breves gestos elípticos de un obispo eclesiástico, casimudo, de pope de una nueva iglesia. Curiosamente también allí hace un cierto pivote especular Inglaterra, o al menos el inglés, si bien bajo el giro irlandés de Joyce, y aún habiendo publicado su Ulises en París. Joyce el síntoma apto para ser estudiado 300 años no parece más que el deseo de Lacan.

 

Lo que en Freud es error, errancia, agnosticismo, estudio del fragmento(ein Stück), avatar del Naturforscher impregnado aún de Naturphilosophie,pero sobre todo Kulturtrager Kulturmensch, cosmopolita del imperio austro-húngaro atravesado por las encrucijadas culturales que harían de él uno de los últimos faros del Occidente de la Abenlad. Mucho cabe todavía estudiar a Lacan, sin olvidarse la función de la silla turca, sede de la hipófisis: bajo la fisis estamos todavía,esperando al androide. Ya que el diwan parece haber desaparecido en el tiempo corto del capitalismo salvaje, sin tiempo, sin sujeto, desde Auschwitz. Y antes, con el genocidio armenio.

 

O, die bittere Stunde des Untergangs,

(…)

Und der süsse Gesang des Auferstandenen.

(¡Oh, las amargas horas del ocaso,

Y el dulce cantar de los resucitados!)

Georg Trakl

 

 

Bibliografía

 

Adorno, T., Minima Moraliareflexiones desde la vida dañada (1951), Ed. Nacional,Madrid, 2002.

Adorno, T, Prismen,Kulturkritik und Gesellschaft; ed. Surkamp, Frankfurt,1955.

Agamben, G., Infanciae historia (1978), Adriana Hidalgo ed., Buenos Aires, 2001.

Agamben, G.,Homo sacer (1995),  Ed. Pre-Textos,Valencia, 2003.

Agamben, G., Lo que queda de Auschwitz, (1999), Ed. Pre-Textos, Valencia, 2000.

Borch-Jacobsen, Lacan, el amo absoluto, traducción. T. Lecman, ed. Amorrortu, 1996.

Camus, A., L’hommerévolté (1951), Ed. Gallimard, París, 1985.

Chemama, R. y otros Dictionnaire de la psychanalyse, ed. Larousse, París, 1995; Diccionario del psicoanálisis(traducción cast. y revisión crítica T.Lecman), ed. Amorrortu, Buenos Aires,1998.

Croato, J.S., Origen y evolución del alfabeto. Ed.Columba, Buenos Aires, 1968.

Dor, Joël. Bibliographiedes travaux de Jacques Lacan., Interéditions, París, 1983.

Dor, Joël, “Miseà jour 1988 de la Bibliographiedes travaux de Jacques Lacan”, in Rev. Esquisses Psychanalytiques, printemps1988, Nº 9.

Fallend, Karl, Peculiares, soñadores, sensitivos. Actasde la Asociación  Psicoanalítica de Viena19-23, Ed. Surcos, Montevideo, 1997.

Ferrater Mora, J., (1994), Diccionario de filosofía,4 tomos, Ed. Ariel, Barcelona, 1999.

Freud, Sigmund,  Obrascompletas en español: (O.C). Biblioteca Nueva, Madrid, 1968; ediciones alemanas de las G.W. (1960-8), Studienausgabe (1969-75) y Taschenbücher de Ed. Fischer,Frankfurt.

Hobsbwam, E. J., Historiadel SXX., ed. Crítica, Grijalbo Mondadori, Buenos Aires, 1998.

Horkheimer, M., y Adorno, Th., Dialéctica del iluminismo,[1944] traducción cast. H. A. Murena, Ed Sudamericana, Buenos Aires, 1987.

Krutzen, H. Indexreferentiel du seminaire de J. Lacan, Lacan, J.,  – écrits,París, Seuil, 1966.

SEMINARIOS(1953-80). Versiones Ed. du Seuil (Séminaires) y textos mimeografiados (Seminarios). Se indican por título debido a los problemas de edición. Un debate sobre el problema de la transcripción de  los seminarios de Lacan en www.oedipe.org Lacan, J. Laformation du psychiatre et la psychanalyse, o Petit discours de Jacques Lacan aux Psychiatres, conferencia inédita 10 nov.1967, Bibliothèque médicale H. Ey, CHS Sainte Anne, París.

Lacan, J., (1969)“La Propositiondu 9 octobre 1967 sur le psychanalyste de l’école”, Scilicet, Ed. duSeuil,  vol.1, p.19., y versión inéditabibl. EFBA, sin mención fuente.

Lacan, J.,“Lituraterre” (1971) (LT), en Petits écrits, bibl. EFBA.

Lacan, J., Prefacio a la edición inglesa del Seminario II(1976), en Petits écrits, bibl. EFBA.

Lacan, J. (1979)“Vers un signifiant nouveau”, (1977), Ornicar? Nº 17-18, París, , p.18.

Lacan, J., “Respuesta a Ritter”, en Revista SuplementoNotas EFBA Nº1, La interpretación de los sueños, Buenos Aires, 1980.

Lacan, J. Intervenciones y textos 1 y 2, Ed.Manantial, Buenos Aires, 1990.

Lacan, J., Casos presentados en Sainte-Anne, versión mimeografiada, bibl. Escuela de Psicoanálisis Sigmund Freud, Rosario, fechado 22-11-94, catalogado marzo 1995.

Lecman, T.,

–  Numerosos artículos en revistas especializadas y en sitios web www.leerypsicoanalizar.com.ar; www.oedipe.org; www.elsigma.com ; www.acheronta.org. Cuestiones de la Clínica El sentido de la escritura de los casos clínicos en psicoanálisis, tesis doctorado 2005, UBA, inédita.

–            Conferencia inédita Nombres, ciudades,identidades e Inconsciente, en San Petersburgo, Rusia, en el Museo de los Sueños de Freud.. Julio 2000.

–          “Lepoids de la mort et le silence de la clinique”, presentación a los étatsGénéraux de la Psychanalyse,París, 2000, publicado en los sitios http://www.psychanalyse.refer.org/propos.html y http://www.oedipe.org. 

Marini, M., Itinerario de Lacan, ed. nueva Visión,Buenos Aires, 1989.

Masotta, O., “ Roberto Arlt, yo mismo “¸en Sexo ytraición en Roberto Arlt (1965),ed CEAL, Buenos Aires, 1982.

Masotta, O., apuntes inéditos de clases tomadas por nosotrosentre 1971 y 1974.

Masotta, O., Elmodelo pulsional, ed. Altazor, Buenos Aires, 1980.

Mattéi, J.F., (1999) La barbarie interior, Ed. delSol, Buenos Aires, 2005.

Roudinesco, E., Historia del psicoanalisis en Francia,Ed. Fundamentos, Madrid, 1993.

Roudinesco, E., – Lacan, ed. Fce, México, 1994.

Roudinesco, E., Etudes d’histoire du freudisme, programa seminario homónimo Universidad París VII y EHESS, 1995-6, copia personal.

Roudinesco y Plon, Dictionnaire de la psychanalyse, Ed. Fayard, París, 1998.Colaboración entradas sobre Argentina : Teodoro Lecman.

Schmidl, U., Der erste deutsche am Rio de la Plata

 

(1)

La ocasión de este texto, que vale también  para esta periferia, fue un pedido de la revista Monokl de Estambul, ligada a una Universidad de Turquía,de que les hiciera un trabajo académico sobre Lacan. Dicho trabajo fue retirado por mí ante la siguiente respuesta, inaceptable y vergonzosa, a mi pregunta sobre el genocidio armenio, inspirándome en la impresionante La casa de las alondras de los hermanos Taviani: “Dear Lecman, I have not seen the film you mentioned about but my political position on the films focusing the-legendary- Armenian genocide is based on the well-known Turkish answer:”it was not a ‘genocide’”. Lo lamentamos, recordando el buen trato que recibieron los judíos de Salónica bajo la égida turca, según cuenta Edar Morinen su Vidal et les siens.^

Recientemente escribimos : “Un emblema: centro y periferia”publicada en el número 5 de Acta Iassyensia Comparationis, revista de la Universidad.

 

(2)

Extraemos de nuestro “Espejismos, espejeos y mortificación” publ. el  26/09/2002, en www.elsigma.com:  “En Más allá del principio del placer,encontramos en Freud la palabra Spiegelung, literalmente “espejeo”,aunque su sentido es el de “reflejo”. Y, en una atenta lectura, decimos que noes por nada, porque Freud podría haber usado el término Reflex, más ajustado a reflejo.Vemos allí entonces que el espejeo oscila en la apertura /cierre del inconsciente en la transferencia de lo más profundo de lo real psíquico: sexual y mortal.”^

 

(3)

Curiosamente, tanto Freud como Lacan mueren en las vísperas de dos monstruosidades: Freud, de la segunda guerra mundial; Lacan, de la caída del muro de Berlín, de la desaparición de cualquier alternativa. Es chistoso entonces que en su Seminario de la disolución de 1980, Lacan diga: “cuando suceda que vaya a ser Otro”. Creemos que el gran Otro vacío del capitalismo, elGran Hermano, viene preparándose desde el monoteísmo de Akhenaton, en e limperio egipcio, rastreado por Freud en su Moisés, para tragarnos a todos si es posible.^

 

(4)

Schmidl, U., , mercenario alemán al servicio de la corona española entre 1530 y1555, es el autor de la primera crónica sobre la primera y fracasada fundación de Buenos Aires, rodeada de rapiña, miseria y antropofagia, practicada por los españoles, no por los indios.^

 

(5)

  Nuestra referencia es Ramonet, I., “.No hay choque de civilizaciones. El ingreso de Turquía a la Unión Europea. ^

(6)

  Gödel, Escher, Bach: un eterno y grácil bucle, Douglas R. Hofstadter. Tusquets Editores, 1992. El original es Gödel,Escher, Bach: an Eternal Golden Braid – comúnmente GEB  (1979). Nacido en 1945 e hijo de un premio Nóbel 1961 en física atómica, miembro privilegiado del archifamoso MIT, no debía desconocer la bomba atómica ni el verso de Celan de Todesfuge: deingoldenes Haar, Marguerite… Ningún bucle eterno inasible sino el fechado históricamente e irreversible de la destrucción atómica y todos los exterminios. Se suma a esto, en el prólogo una típica historia de vida de la Argentina^

 

(7)

Hemos visto en Ginebra, donde vivió Rousseau y murió Borges, nuestro héroe local, que su famoso chorro de agua era activado sólo en horarios especiales.Ciudad particularmente avara y fastuosa, la suiza, muy bella por cierto, donde los latinoamericanos fuimos tratados en un restauran con asco, a pesar de hablar perfectamente francés y estar muy chic, mientras que un perro fue tratado y albergado allí mismo con dulzura. Cosas de la “neutralidad” suiza,tan proclive a captar los capitales nazis y otros no santos. De paso digamos que el psicoanálisis no tiene nada que ver con la neutralidad, que no existe en política y de la que Freud nunca habló.^

 

(8)

En Mannoni, M., La théorie commefiction, ed. du Seuil, París, 1979. Maud Mannoni faltó así al respeto a la invitación especial que le hizo Masotta (1972) a unas Jornadas en Argentina, y alabó en cambio a la oficial y reaccionaria IPA, ¡la misma que había echado a Lacan!. Si un argentino hubiera hecho esto en Francia, con su chauvinismo, lo linchaban.^

 

(9)

Debemos mencionar aquí la condición de amo, Maître, de Lacan,excelentemente analizada siguiendo a Hegel por Borch-Jacobsen, al que tradujimos, antes de que se pasara a un revisionismo antifreudiano y antilacaniano del peor gusto freak yanqui, consiguiendo un puesto en la University. ^

 

(10)

Baudelaire, Ch, Les Fleurs du Mal, “Moesta et errabunda”

“Dis-moi,ton coeur, parfois, s’envole- t-il, Agathe.

loin du noir océan de l’immonde cité,

…………………………………….

L’innocentparadis plein de plaisirs furtifs?

est-il déjà plus loin que l’Inde ou que la Chine peut-onle rappeler avec des cris plaintifs,

etl’animer encore d’une voix argentine,

l’innocentparadis plein de plaisirs furtifs?”

^ 

 

(11)

Acuñábamos esta expresión en un homenaje al psicoanalista francés Jean Clavreul: “Hommage à Clavreul et autres.”

“Il pleut sur la ville, Buenos Aires.

Je pourrais donc citer Verlaine (“il pleut surmon coeur…”).

Vers la haine, peut-être, puisque voilà tous les exilsen exécution.

Tout s’en va. La vie, la mort, le temps emporte tout.Un autre enfoui, après Jean Bergès, et d’autres: Jean Clavreul.

Hommaged’un inconnu lointain dû à un certain ravissement par son discours sur laditeperversion.

Marguerite Duras aurait quelque chose à dire, via sonalcoolisme, ravi par Lacan, mais elle n’a rien compris dudit Lacan et son objetindicible, elle a écrit, de l’Indochine à Paris, passant par la douleur,quelque chose de l’inceste et autres.”

Teodoro Lecman.^

 

(12)

No se trata de confusiones en Lacan, sino de deslizamientos. Vale recordar aquí, como lo hicimos en una exposición reciente sobre La ayuda mutua,que la caridad, despreciable y despreciadora, es el sustituto degradado de la solidaridad, según Kropotkin, en la sociedad de competencia feroz capitalista.^