Antecedentes

– Discípulo de Oscar Masotta.

– Psicoanalista. Supervisor y Coordinador en distintas instituciones.

– Seminarios y Conferencias internacionales.

– Escritor Ensayo y Poesía.

– Ex Profesor de Escuela Francesa y gestor de la Maestría en Psicoanálisis de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires.

– Profesor de Posgrado y Doctorado Universidad de Buenos Aires y otras instituciones.

– Profesor y Director Dpto Psicología, IES Nº 1, Educación Superior GCBA.

– Autor de Cuestiones de la Clínica , ed. Tekné; Cuerpo y símbolo, ed. Lugar; Exilioamor, Ed. Cooperativas. Colaborador del Diccionario del Psicoanálisis de Roudinesco y Plon, ed. Fayard y Ed. Paidós,  y Revisor crítico del Diccionario del Psicoanálisis de Chemama, ed. Larousse y ed.Amorrortu, etc.

LIBROS (lista actualizada en OBRA)

“en la promesa – que, como el goce de “la” mujer, se promueve de la eternidad – de la esperanza de curación (demanda que nos viene de la clínica), sólo es posible un trabajo más en el seno de la Humanidad laboriosa (Freud, Selbstdarstellung: Autobiografía)”

“Estructura, escritura, objeto, cuerpo : un orden se produce en la trama de estos textos que anuda lo aparentemente circunstancial con lo esencial : «la contingencia se pierde y lo esencial subsiste» (Angelus Silesius, citado por Lacan, en el Seminario I, para ilustrar el fin del análisis) : «Kern unseres Wesen», llegar al «núcleo de nuestro ser», decía Freud en la Traumdeutung.  Ser de carne y símbolo, de sexualidad y muerte, cuerpo apareado al goce en el circuito variable de un deseo donde cada uno juega su singularidad en medio del lazo con los otros. Transferencia y repetición en la práctica clínica, como base válida y ética del psicoanálisis en el malestar en la cultura, es lo que constituye el trasfondo de todos estos escritos: lo que en el pathos singular de un sujeto busca hacer nudo con  los lazos sueltos de la cultura y con la  posición del cuerpo.”

exilio; nadie escucha/ en el país cercado/ las voces/ reverberan/ en muros de cristal”.

“ nota 17 del aparato crítico, por Teodoro Pablo Lecman: el losange, que es también un emblema de la heráldica y una trama de los escudos [y eventualmente de un vitral frente al cual le gustaba detenerse a Borges casi ciego], es un artificio de Lacan para indicar una relación indirecta del sujeto con “su” objeto, donde están incluidas cuatro operaciones lógicas: mayor y menor, conjunción y disyunción, en una condensación múltiple [de langagerie] típica de los recursos lacanianos. También alude a la perforación del revisor de boletos, que podemos traducir por punzadura, y que grafica el efecto no especular referido al objeto a.

“Agradecemos a Teodoro Pablo Lecman, que, durante un año, ha hecho numerosas búsquedas bibliográficas sobre la historia del psicoanálisis en la Argentina y además efectuado investigaciones de campo.” Roudinesco y Plon. 

REVISTAS

Numerosos artículos en revistas de psicoanálisis y cultura (Imago, Notas de la Escuela Freudiana, Acta Iassensya, etc.), en sitios web y en periódicos (La Opinión, La Razón Psicología, Página12 Psicología, Actualidad Psicológica, etc.)

“Queda la duda de saber sin un análisis propio hará todo el recorrido [hasta el fin], si harán falta muchos análisis propios del analista, y la cuestión de la conexión específica de los análisis por él conducidos con su obra, que deberá poner en relación su propia barra de S tachado con la de sus analizantes, sin centellear del lado de un brillo narcisista, de un glance envilecedor, o de un glamour arrebatador. Y la duda mayor: no creo que el pasaje de la barra analizante/analista sea estable y definitivo.”

“ese éxodo original [de la especie humana] hoy revierte en un éxodo interno: la misma cultura anhelada ha desertificado la experiencia del hombre de muchas maneras (…) desertificación de la experiencia que es también una des-certificación de la experiencia. Nadie puede dar garantía de la suya, dice Agamben. [Encontramos en el medio] (…) una experiencia particular latinoamericana de exilios interiores y exteriores que Benedetti llamó insilio.” Hay una tensión, en la individuación, que va del desamparo original a la ilusión, mediada hoy por el anonadamiento que Adorno llamó barbarie.”

“Frazer, muy estimado por Freud, y muy conservador, decía ya en La rama dorada, a propósito de hechiceros y jefes, que la humanidad siempre le da el poder a los peores, porque simulan ser omnipotentes. ¿Tomar el poder? Con Bartleby [Melville] decimos, preferiría no hacerlo”. Sin embargo, corremos el riesgo que nos coma Moby Dick, hoy movie dick.

“El alma se retira de la periferia y se aísla del mundo exterior”
“En los sueños sucesivos podemos observar muchas veces que uno de ellos toma como centro aquello que en el otro sólo aparece indicado en la periferia”
S. Freud, Interpretación de los sueños.

“Probablemente, el displacer específico del dolor físico es el resultado de haber sido rota la protección en un área limitada. Desde el punto de la periferia en que la ruptura ha tenido efecto, afluyen entonces al aparato anímico central excitaciones continuas, tales como antes sólo podían llegar a él partiendo del interior del aparato  .”
S. Freud, Más allá del principio del placer.

“Pensar, es sustituir los elefantes por la palabra elefante, y el sol por un redondel. Se dan cuenta que entre esa cosa que fenomenológicamente es el sol- centro de lo que existe en el mundo de las apariencias, unidad de luz- y un redondel hay un abismo. ¿Aún cuando se lo franquease, cuál sería el progreso realizado respecto a la inteligencia animal? Ninguno. Puesto que el sol en tanto que designado por un círculo no vale nada. Sólo vale en la medida en que ese redondel es puesto en relación con otras formalizaciones que entonces constituyen con él esa totalidad simbólica en la cual ocupa él su lugar, en el centro del mundo por ejemplo, o en su periferia, poco importa. El símbolo sólo vale en la medida en que se organiza en un mundo de símbolos.”

Lacan, Seminario I,  Los escritos técnicos de Freud

FUNDACIONES (2002)